7 formas de ahorrar cuando acabas de independizarte

The_Stockpile_August_2015-8

Aunque a veces ahorrar podría parecernos complicado, hay distintas formas de hacerlo; muchas de ellas sencillas y que no implican mucho tiempo o esfuerzo.

1. Pon tus ahorros en piloto automático.

Si cuentas con una banca en línea es muy sencillo programar una transferencia mensual de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros. Así no lo piensas cada vez y prefieres invertirlo o gastarlo de otra forma. Te irás acostumbrado a que esa fracción ya no está y cuando menos te des cuenta tendrás ahorrado un monto decente.

2. Haz un plan de alimentación.

Esto te ahorrará no sólo mucho dinero, sino también tiempo. No tienes que tener un menú específico, pero si una planeación aproximada, esto evitará que la comida se eche a perder o que te falte. Al principio puedes intentarlo semanalmente, y ya que tengas más claro tu consumo podrás hacerlo una vez al mes. Si comer fuera de casa, lleva tus alimentos preparados.

3. Toma más agua.

Podría parecer un punto obvio, pero las estadísticas dicen lo contrario. En vez de pedir refrescos o jugos o comprarlos para la casa, compra agua embotellada o invierte en un filtro. A largo plazo verás que es un gran ahorro y además de práctico es más amigable con el ambiente. Las bebidas elevan los precios de comida aunque no parezca evidente.

4. Cuestiónalo todo.

Cada vez que vayas a realizar un gasto pregúntate dos veces si realmente es necesario. Seguramente te darás cuenta de que puedes reducir tus gastos si dejas de invertir en suscripciones a revistas que no lees nunca o en 3 servicios de tv por cable distintos. Haz una lista de todos tus gastos, hasta los más pequeños y así podrás ver con mayor claridad en qué puedes ahorrar.

5. Usa la regla de los 30 días.

Cada vez que quieras invertir en algo que representará un gasto importante en tu presupuesto, piénsalo durante un mes. Si al terminar el periodo lo sigues queriendo, adquiérelo. Sin embargo en la mayoría de los casos lo más probable es que ya lo hayas olvidado porque en realidad no era necesario

6. No compres, modifica.

Si estás pensando en cambiar tus alacenas o repisas por unas más bonitas, considera pintarlas o buscar algún método DIY para mejorar su apariencia. SI sigue siendo útil, no lo deseches. Lo mismo aplica para un sillón, si tiene una quemadura horrible u odias el color, re tapízalo; quedará como nuevo sin invertir tanto dinero.

7. Dale mantenimiento a tu hogar y a tu vehículo.

A veces postergamos algunos arreglos del hogar, o pequeñeces que fallan en el auto; sin embargo esto suele convertirse en un gasto mucho mayor a largo plazo. Si de forma constante mantienes en buen funcionamiento todo en tu casa y tu carro, ahorrarás problemas a futuro.

En Dada Room queremos que tengas la mejor experiencia viviendo con roomies, no olvides revisar más tips aquí.

 

También te recomendamos

Comentarios