Cinco maneras de evitar tener un roomie de mierda

Cuando estás buscando depa, seguramente una de tus prioridades será el precio de tu habitación, pero también debes tomar en cuenta que tanto match haces con tu roomie, pues si no, creénos, no sólo tú la pasarás mal, sino todos en la casa.

 

Seguro conoces a alguien que odia a su roomie y lo único que quiere hacer es mudarse lo antes posible, así que para no estar en esta situación, tenemos cinco tips indispensables para evitar a toda costa vivir con un roomie de mierda (o convertirte en uno).

 

Piensa en tu roomie de ensueño.

Ubica qué características deseas en un roomie y qué es lo que esperas de él. ¿Quieres que sea tu amigo o que cada quién esté por su lado? Ante todo debes tener claro cuál sería tu situación ideal.

 

Hablen de dinero.

Lo sabemos, hablar de dinero es escabroso, pero en este caso, ambas partes deben asegurarse de que siempre cumplirán con los pagos y que tienen un plan B en caso de que uno se quede desempleado o se le presente alguna situación. También es necesario hablar sobre la despensa y los muebles, pónganse de acuerdo si cada quién comprará sus cosas o si lo harán en conjunto.

 

Hablen sobre su compatibilidad.

¿A qué hora se levantan? ¿Les gusta salir de fiesta? ¿Qué música escuchan? De verdad no hay detalles insignificantes en este tema, pues bastará con que te moleste algo para que explotes y quieras matar a tu roomie.

 

Limpieza.

Este es un tema súper importante, aunque cada quién tenga su propia percepción de limpieza es necesario que lleguen a acuerdos sobre que tan limpio debe estar el depa y sobre lo que el otro tolera en este tema.

 

¡Platiquen!

Nunca nos cansaremos de ser enfáticos en este punto, antes de mudarte, hablen por skype, platiquen por teléfono o salgan a tomarse una cerveza. Es necesario que los dos sepan con quién vivirán y en caso de que alguno o ambos no se sientan cómodos, puedan evitar situaciones peores en un futuro.

También te recomendamos

Comentarios