¿Cómo evitar fraudes al momento de rentar un departamento?

Un temor recurrente al momento de rentar departamento es ser víctima de un fraude. Cuando estás buscando depa, tienes en la mente muchas ocupaciones, como el precio, la zona, el tamaño, y hasta la posible mudanza. Sin embargo, en muchos casos, la preocupación más grande es que la persona que te está ofreciendo el departamento, no tenga malas intenciones.

Pero no temas, la probabilidad de que ocurra un fraude puede disminuirse considerablemente. Para evitar cualquier tipo de fraude al momento de buscar departamentos en renta, lo mejor es tomar algunas medidas preventivas.

Usa el sentido común. Estás buscando departamentos en renta en una página de internet, y de pronto encuentras el departamento ideal: es muy bonito, está bien ubicado, es amplio y está a un precio súper accesible. Parece imposible, ¿no? Pues sí, probablemente es un anuncio falso. Para evitar este tipo de engaño, lo mejor es que revises por un rato el precio de la renta en la zona que estás buscando, y que veas otros anuncios parecidos. A veces es fácil detectar su veracidad por las fotos del anuncio. Si lo ves demasiado irreal, mejor no te arriesgues.

No hagas depósitos antes de tiempo. Una de las formas más comunes que utilizan los defraudadores es pedir un depósito antes de que conozcas el departamento. Te darán miles de pretextos para decirte que no pueden mostrarte el departamento en ese momento.

Cuando vas a mudarte a otra ciudad, es común que estas personas te soliciten un depósito para apartar la habitación o el depa en renta. ¡Evítalo! Lo mejor será que conozcas al propietario en el inmueble que está rentando, o que un amigo lo haga por ti. No entregues dinero antes de conocer el departamento por ningún motivo.

Verifica que el departamento sea real. Checa que el domicilio es real, que hay departamentos en esa zona, y que corresponden con la descripción del anuncio que viste. Google Maps te será de mucha ayuda en estos casos; también puedes conocer el departamento por ti mismo, no está de más una vuelta antes de hacer cualquier tipo de trato.

Conoce el departamento acompañado por alguien de confianza. Si ya te cercioraste de que el departamento es real, y que está ubicado en donde el propietario dijo, el siguiente paso es visitar el departamento. Asiste con un amigo o un familiar; el arrendador no tiene por qué negarse. Recorre la propiedad y expresa todas tus dudas. Lo más importante es que la persona con la que estás haciendo el trato, te demuestre la propiedad del departamento. Si es un agente inmobiliario, tendrá que identificarse y probar que el depa está siendo rentado de manera legal.

Finalmente, si decidiste rentar el depa o el cuarto, checa en qué condiciones te está siendo entregado. Recorre el lugar con el dueño, y muestrale los imperfectos que puedas encontrar, para que no haya problemas posteriores.

También te recomendamos

Comentarios