Guía de Supervivencia

Consejos para tener una buena relación con tu casero

Publicado el: 01/02/2018

Si la relación con tu casero no es la mejor llegando al punto de querer cambiar tu residencia, aún estás a tiempo de mejorarla. No tienes que hacer grandes cambios simplemente seguir estos consejos que sin duda harán de tu estancia una agradable experiencia al tener una buena relación con tu casero.

Paga a tiempo

Este punto es clave para no tener problemas con tu casero, si se establece una fecha de pago lo que tu casero espera es que se cumpla, sabemos que puede haber imprevistos que a veces impidan el pago a tiempo, si esto ocurre lo mejor es avisar con tiempo, pero de preferencia evitar los retrasos y ser un inquilino responsable.

Respeta sus reglas

Desde un inicio el casero debió establecer las reglas del espacio que te esta rentando, por lo que si ya son de tu conocimiento lo mejor que puedes hacer es respetarlas, por eso al momento de firmar un contrato aceptaste todas ellas. No seas un mal inquilino, respeta y así evitarás problemas o peleas.

Cuida el inmbueble

Es importante que cuides y respetes el espacio que estás rentando como si fuera tuyo, al final de cuentas es el lugar en donde vives. Ayúdales comunicando si existe algún problema con el lugar o si algo ha dejado de funcionar, no descuides tu nuevo hogar.

Sé amable

Gánate a tu casero siendo amable, si le pides algo hazlo de una buena forma también dirígete con respeto al igual que con tus vecinos o portero. Evita ser grosero así se solucionarán las cosas más rápido y evitarás problemas.

Comunicate bien

Tener una buena comunicación con tu casero es importante, evita llamarle a horas imprudentes, hazle saber de los problemas o inconvenientes con el departamento, si te encuentras en algún problema que impida tu pago a tiempo o si planeas hacer una fiesta, mejor avísale antes de que tus vecinos le den la queja o crea que eres un irresponsable con tus pagos.

Recuerda que es mejor tener una buena relación con tu casero a que se la vivan en problemas e incluso ya no quiera renovar contrato contigo. Si ya encontraste tu lugar ideal para vivir, haz las cosas bien, por eso es importante saber en qué te debes fijar antes de firmar un contrato para estar al tanto de lo que tu casero quiere que cumplas.