Discriminación a la hora de rentar: ¿qué dice la ley?

Además de las dificultades para rentar un departamento, como la burocracia, y los altos requerimientos económicos, existen grupos sociales que enfrentan aún más problemas. Datos de Conapred muestran que 4 de cada 10 personas en México no compartirían su casa con una persona homosexual; esto significa que personas con distinta orientación sexual sufren discriminación al buscar una casa o departamento en renta.   

La comunidad LGBT es la más propensa a sufrir discriminación al momento de rentar. Sin embargo, no es el único grupo que puede involucrarse en un caso de rechazo cuando busca un departamento en renta. Es por eso que resulta necesario conocer nuestros derechos frente a un posible caso de discriminación.

Bernardo Tamez, abogado del despacho legal, Legal Mind, comenta: “A nivel legal, una persona no se puede reservar el derecho de rentar a una persona por motivos de sexo, raza o condición socioeconómica, ya que la discriminación está prohibida en todos los órdenes de gobierno. Para empezar, la Constitución, en su artículo 1º establece que está prohibido discriminar por cualquier motivo, por lo que, toda actividad ya sea particular o pública debe sujetarse a esta norma general”

De modo que aunque el propietario es libre de elegir a quién rentar su inmueble, no puedo decidir con base en el género o la raza de la persona que está solicitando rentar.

Sobre el marco jurídico que protege a las personas que sufren discriminación al momento de buscar un departamento en renta, Tamez menciona:

“Aunado a lo anterior, principalmente existen dos leyes federales que son relevantes: a) Ley Federal de Protección al Consumidor que prohíbe la discriminación por parte de proveedores de cualquier servicio, bien, o producto, y b) Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, la cual establece un Consejo Nacional (CONAPRED) que puede revisar instancias de discriminación tanto por parte de particulares como de autoridades”.

Existen otros grupos, como los estudiantes y los freelancers, que generalmente tienen problemas al rentar pues no cumplen con los requisitos burocráticos como el aval o comprobantes de ingreso. Estos casos son diferentes al de discriminación por sexo o raza.

Es importante señalar que un propietario sí puede negar el arriendo en caso de que la persona solicitante no cumpla con los requisitos económicos y con los papeles que el arrendador exige para garantizar el uso adecuado de su propiedad, y el pago en forma de la renta. Todo esto debe ser independiente a la sexualidad, el género, o la raza del postulante a arrendatario.

Finalmente, la recomendación es que busques un lugar en el que puedas sentirte cómodo, revisa tus derechos y tus obligaciones como inquilino, y cerciórate de que es la mejor opción para rentar.

También te recomendamos

Comentarios