¿En qué te debes de fijar antes de rentar una casa o departamento?

Existen diversos factores que debes considerar antes de rentar una casa o un departamento. Si bien el precio es un punto determinante a la hora de elegir, lo cierto es que no debes perder de vista otras condiciones y características del inmueble que vas a rentar. Recuerda que será el lugar donde vivirás, y por lo tanto debes de asegurarte de que será la mejor opción de acuerdo a tu presupuesto. Tal vez puedas conseguir algo mejor, invirtiendo un poco más de lo que tenías pensado, pero que a la larga te resulte más económico -por ahorrar lo del transporte- o un lugar con mejor calidad de vida.

Tu presupuesto. Todos soñamos con vivir en la mejor zona de la ciudad, a un precio accesible. Desde luego, eso provoca que las zonas más buscadas sean las más caras, y por tanto se reduce la posibilidad de que encuentres un departamento económico en esas colonias. Checa cuánto cuesta rentar en donde estás buscando, y ve si es posible que encuentres depas o casas en renta que entren en tu presupuesto.
También está la posibilidad de que compartas gastos con un roomie para que vivas en esa colonia que tanto te gusta a un precio más bajo. Compartir departamento puede traerte mucho ahorro, pero también muchas grandes experiencias.

Que sea un departamento acorde a tus requerimientos. Fíjate en que acepten mascotas si es que tienes una, que tenga el número de habitaciones que necesitas, y que el espacio sea suficiente para que quepan tus muebles. Imagina que engorroso sería tener que vender tu cama porque no cabe en la recámara, o lo triste que sería perder a tu gato porque el lugar no es pet-friendly. Ya sea que fumes o no, y vas a compartir, fíjate si tus roomies fuman; no todos toleran el humo del cigarro.

Junta los papeles que te pedirán. Para rentar una casa o un departamento, te pedirán que cumplas con ciertos requisitos, como un aval, referencias laborales, comprobantes de ingreso, depósito, y tal vez algunos documentos personales. Es indispensable que juntes todos los papeles para que te renten el depa. Estos documentos son la forma que tiene el propietario de verificar que harás buen uso de la casa, y que cumplirás con tus pagos periódicamente, así que si no cuentas con ellos, difícilmente podrás alquilar el departamento.

Ubicación. Considera la distancia que tendrás que recorrer desde el depa hasta tu escuela o trabajo, además de las opciones que tienes para trasladarte de un lugar a otro. Si no tienes automóvil, también debes tomar en cuenta que sea un lugar de fácil acceso, que te quede cerca alguna ruta de autobús o una estación del metro. Además, puedes dar una caminada por el barrio y ver qué tan cerca está el mercado, la farmacia, y demás tiendas.

Condición del inmueble. Revisa el estado del departamento, que no haya fugas, que sirvan las chapas, que no haya vidrios rotos. Si encuentras algún problema, es mejor que lo reportes con el propietario para evitar conflictos en el futuro. Existen muchos departamentos económicos que no cuentan con ventilación, que se encuentran dentro del patio de una casa, o que simplemente se encuentran muy descuidados; considera estos factores antes de tomar una decisión.

Vecinos. No está de más platicar con algunos de los vecinos, conocer sobre su experiencia de vivir en la colonia, si no hay conflictos con alguno de ellos, si no tienen problemas con la recolección de basura, con el agua, o con el drenaje. Si te comentan que hay vecinos que tienen fiestas continuamente, y a ti te molesta el ruido, probablemente no sea una buena opción para ti. O tal vez es una colonia con mucha inseguridad. Es mejor conocer lo que te espera si decides rentar ahí.

¡Que no tenga deudas! Si llevas algo de tiempo buscando departamentos en renta, seguramente has visto que en muchos edificios colocan un anuncio que advierte sobre posibles deudas de los propietarios de ese lugar. Así que no lo eches en saco roto, checa que no deban el mantenimiento, y que luego te lo quieran cobrar a ti. Si vas a compartir departamento, checa que tus roomies vayan al corriente con el pago de la renta y de los servicios.
Finalmente revisa entre todas tus opciones, considera los pros y los contras de cada una, y elige la que más te guste.

También te recomendamos

Comentarios