Guía de Supervivencia

¿En qué te debes fijar al firmar tu primer contrato de alquiler?

Publicado el: 31/10/2017

Si estás por firmar tu primer contrato de alquiler, hay ciertas cláusulas en las que te debes de fijar antes de hacerlo para evitar tener problemas en un futuro.

Todas las condiciones que se aplicarán durante tu estancia deben negociarse antes de firmar el contrato, ya que una vez hecho no hay vuelta atrás. Estos son los principales puntos que debes tomar en cuenta:

Identidad de las partes

Lo primero que debes hacer es verificar la identidad del arrendador o arrendatario, dependiendo tu situación. Este punto es el principal ya que ante cualquier cuestión legal, estar identificado y conocer con quién estás realizando el contrato te será de gran ayuda.

Identidad de la vivienda

Del mismo modo que el punto anterior, debes estar al tanto de la situación del departamento o casa que estás por rentar. Identificar y saber en qué situaciones será alquilada, de este modo es más sencillo evitar fraudes al rentar.

Duración del contrato

Ambas partes cuentan con la libertad de decidir el tiempo que durará el contrato de alquiler, pero el inquilino puede quedarse en el piso rento por un mínimo de 3 años, si cumple con todas sus obligaciones. En el caso de que el tiempo estipulado sea menor a 3 años, una vez que llegue el día del vencimiento del contrato, esté se prorrogará de forma automática cada vez que se cumpla un año, hasta sumar un mínimo de 3 años.

El casero puede recuperar la vivienda tras un año de alquiler si la necesita para él o familiares directos, pero debe avisar a su inquilino con un mínimo de dos meses de antelación, y en este caso no procederá la prórroga anteriormente expuesta, quedando obligado el arrendatario a entregar la vivienda.

¿Puedo dejar la vivienda antes de 1 año?

Una vez transcurridos al menos 6 meses, el inquilino puede dejar el piso siempre y cuando avise con 30 días de antelación. Se debe checar en el contrato si existe alguna cláusula que indique alguna indemnización a favor del arrendador, si se deja el piso antes de tiempo. Por lo regular si es menor a 1 año, la indemnización debe ser una parte proporcional al tiempo transcurrido.

Renta

La renta será libremente estipulada por las partes en el contrato, su actualización se puede hacer cada año, es un punto importante que debes checar en el contrato y aclarar antes de ser firmado. En caso de que no se encuentre estipulado en el contrato la actualización se hará conforme al IPC (Índice de precios al Consumo).

Si el arrendador realiza obras de mejora, una vez transcurridos los 3 años del contrato le dará derecho, salvo pacto a contrario, a elevar la renta anual en proporción a lo invertido en las obras, sin exceder el 20% de la renta vigente.

Fianza

La finalidad de la fianza es cubrir los posibles imperfectos causados por el inquilino en la vivienda, en ningún caso podrá destinarse para cubrir las rentas debidas.

La fianza obligatoria que todo inquilino debe entregar al momento de arrendar es de un mes de alquiler. La fianza no estará sujeta a a actualización durante los primeros 3 años. Además de esta fianza, el casero también puede pedir una garantía adicional como un aval personal o bancario.

El plazo para la devolución de la fianza será de 1 mes a partir de que el inquilino entrega el piso, una vez transcurrido este mes, devengará el interés legal a favor del inquilino.

Subarriendo de la vivienda

La vivienda arrendada sólo podrá ser subarrendada con el consentimiento del arrendador y el precio no podrá exceder al que corresponda el arrendamiento.

Suministros

Otro punto que debe dejarse en claro en el contrato es la forma en la que funciona el pago de los suministros: agua, luz y gas.

Si los suministros están dados de baja, el inquilino deberá darlos de alta, ponerlos a su nombre y domiciliar el pago de su cuenta, en este caso se generan gastos extras al inquilino que se deben acordar con el arrendador.

En el caso que los suministros estén funcionando, el inquilino sólo podrá domiciliar el pago de los mismos y el casero continuará siendo el titular o puede cambiar los suministros a su nombre.

Nunca firmes un contrato de alquiler, sin haberlo revisado antes y haber aclarado todas tus dudas al respecto. Si no te sientes seguro o existen cláusulas que no entiendes, lo mejor es informarte o asesorarte. Si el departamento que arrendarás lo piensas compartir con roomies, conoce la mejor forma de hacer un contrato de alquiler para departamentos compartidos.

También te recomendamos