Guía de Supervivencia

Hacks para no pasar horas limpiando tu depa

Publicado el: 02/01/2019

Para muchos, hacer la limpieza del depa es una tarea aburrida y pesada. Sabemos que no es lo más divertido que podrías hacer el fin de semana, pero es algo necesario, y que con algunos consejos que pongas en práctica, dejará de ser tediosa y tardada. En esta ocasión, te compartimos algunos hacks que harán que dejes de pasar horas limpiando tu depa.

Divide equitativamente las tareas. Ya sea que vivas con roomies, o con tu pareja, lo mejor es siempre dividir las tareas de limpieza. Hay varias formas; pero lo recomendable es que cada semana hagan una tarea distinta. Por ejemplo, esta semana tú puedes limpiar la cocina, y a tu roomie el baño. La próxima vez, tú lavarás el baño, y él la cocina. Esto hará que rompas un poco con la tediosa rutina de limpiar siempre lo mismo.


Empieza de arriba a abajo. Si vas a barrer y trapear, primero sacude los muebles, pues cuando lo hagas, el polvo saldrá volando. Si vas a limpiar la cocina, primero pásale un trapo al refri, a la campana y al horno de microondas, para que no tires el cochambre al piso limpio. Cuando te toque limpiar la recámara, primero tiende la cama, ya que las sábanas y las cobijas soltarán pelusa; después podrás barrer. Finalmente, si te toca barrer todo el depa, primero recoge todo lo que esté tirado, así no tendrás que estar moviendo de lugar todo cada que pasas la escoba.

La música lo hace más llevadero. Más que una opción, poner música es necesario cuando haces las labores del depa. ¿Piensas que escuchar música mientras barres y trapeas es muy de señor? Pues sí, probablemente, pero si tus papás hacían esto es por algo, ¿no crees? Te aseguramos que el tiempo se irá volando, y cuando menos te des cuenta, habrás terminado la limpieza del depa. ¡Nada de películas o series, o nunca acabarás!

¡No te distraigas! A todos nos ha pasado que estamos limpiando el depa, y de pronto hacemos una pausa para ver el celular, o para sentarnos a ver la tele. Bueno, no hace falta ser un experto para saber que esto hará eterna la limpieza. Mejor concéntrate, pon un límite de tiempo, y fija un objetivo; una hora, dos horas, las que consideres necesarias, pero no más.

Se vale pedir que te echen la mano. Hay tareas en las que seguramente no tienes práctica, por lo que hacerlas te tomará demasiado tiempo, como limpiar las ventanas, los canceles del baño, o escombrar la alacena. No te compliques, puedes pedir que alguien te eche la mano de vez en cuando (o siempre, dependiendo de tu disponibilidad de tiempo y de ganas); para eso está Homely, un servicio de limpieza a domicilio que te facilitará tener tu depa limpio siempre. Puedes probar su servicio dando clic aquí.