Guía de Supervivencia

La clave para sobrevivir al tráfico de la CDMX

Publicado el: 18/04/2018

Perder tiempo en el tráfico es algo común para cualquier habitante de esta ciudad. Existe la opción de trasladarse en metro o en metrobús, pero sabes que harás demasiado tiempo a tu lugar de destino por la gran cantidad de gente que utiliza estos medios de transporte.
También podrías utilizar bicicleta, pero el tiempo será más, y en trayectos largos, no es la mejor elección.

Atorados entre el mar de automóviles, todos hemos visto a aquel motociclista que sin mayor contratiempo esquiva el montón de carros, y hemos pensado: “Qué suerte tiene, ojalá fuera yo”. La solución está en unos scooters eléctricos de color azul, que seguramente has visto recientemente por muchas zonas de la ciudad; son de Econduce, una app que reduce el tiempo de espera en el tráfico, y además es eco-friendly, pues sus scooters no necesitan gasolina.

Seguramente estás pensando en que jamás te has subido a una moto, y que debe ser muy difícil, y peligroso; eso es lo que todos pensamos cuando vamos a conducir una motoneta por primera vez. Sin embargo, Econduce está hecho para que cualquier persona pueda utilizar sus scooters eléctricos.

Así como la mayoría de los Godínez, yo nunca había conducido una moto, una motoneta o un scooter eléctrico. No estaba convencida de intentarlo, incluso me daba miedo, pero decidí darle una oportunidad.



Me registré en la página, y después descargué la app; puedes realizar tu registro desde la app también. El único documento que requieres tener a la mano, es tu licencia, pues es necesario enviar una foto de ésta, así como una selfie para que comprueben que tú eres el propietario de la licencia.

La inducción es en un estacionamiento en el que tendrás la asesoría de un instructor, y, además, habrá el suficiente espacio para que aprendas, y practiques el tiempo que creas necesario. Aunque la clase no dura más de una hora, te recomiendo dedicar al menos otra hora más para que te familiarices con el scooter, y si te es posible salir a las calles a practicar, mucho mejor.

El primer día que lo usé, después de la inducción, sentía seguridad, pues ya había practicado bastante, y no había tenido problemas. Andar con un scooter en la ciudad es similar a andar con bicicleta; debes voltear para todos lados y estar atento a los carros, a los semáforos, a la gente, y a todo lo que esté cerca.

La usabilidad de la app permite que la experiencia sea más fácil. Aparté el scooter más cercano a la oficina, unos cinco minutos antes de mi hora de comida. Cuando salí, me dirigí a él, y lo encendí -todo esto se hace desde el teléfono-, me puse el casco, y comencé mi camino.

A partir de ese día, utilizo frecuentemente los scooters, y soy usuario pro, por lo que no pago más de $15 por ir de mi depa, a la oficina. Sin duda, una app que recomiendo para que el trayecto sea rápido, ameno, y divertido.

También te recomendamos