Noticias

¿Pagar una casa o departamento mientras lo compartes?

Publicado el: 03/07/2018

Mucho se ha escrito sobre cómo los millennials parecen llegar tarde, en comparación con las generaciones anteriores, en tener un patrimonio, casarse o tener hijos. Anecdóticamente los millennials pueden parecer un caso único. Pero ¿son realmente diferentes a todos los que vinieron antes? ó ¿simplemente están logrando los mismos pasos un poco más tarde en la vida?

Es cierto que hay 1.6 millones de hogares menos encabezados por adultos jóvenes hoy en día, en comparación con las generaciones anteriores cuando tenían la misma edad, según datos de la INEGI. Tenga en cuenta, que ser cabeza de familia no es lo mismo que ser propietario de una vivienda, ya que muchas personas alquilan.

Pero el nivel más bajo de propiedad de vivienda no se debe a que los millennials no quieran comprar casas, hay varias razones por las cuales los nacidos entre 1981 y 1996, están comprando sus primeras casas más tarde.

Una es que los millennials alcanzaron la mayoría de edad, después de la crisis de vivienda de los 90’s; desde finales de esa década, cuando los precios de vivienda tocaron fondo, las rentas en ese país han aumentado casi un 20%, ya que no es fácil ahorrar para un pago inicial cuando se invierte en rentas cada vez más altas. Incluso si de alguna manera tienen ahorros, pueden tener dificultades para convencer a un banco de que tienen los ingresos necesarios para calificar a un préstamo.

Cada vez es más común que los millennials no tengan un empleo en nómina y un recibo de honorarios para mostrar ingresos, a esto se le añade el hecho de que esta generación cambia de trabajo tres veces más rápido que generaciones anteriores. Por supuesto, no todo es culpa de ellos, los padres de esta generación, los baby boomers, parecen insistentes en “envejecer en su lugar”, en lugar de retirarse y trasladarse a la zona del sol, como lo hacían sus propios padres.

Con los baby boomers retirándose más tarde en la vida y viviendo más tiempo renovando sus casas con características de seguridad y conveniencia en lugar de venderlas, el resultado es una falta de suministro suficiente para satisfacer la demanda de la generación actual.

Pero el panorama no pinta tan negativo, ya que el año pasado, los millennials registraron mayores ganancias de propiedad de vivienda entre todos los grupos de edad, también cuentan con la edad demográfica más probable para comprar una casa en 2018. Aunque al contrario de sus padres la mayoría de ellos no quiere una casa unifamiliar con jardín.

Los millennials son más heterogéneos y culturalmente diversos que las generaciones anteriores, debido a que tienen edades entre 17 y 37 años, esta generación tiene ingresos en todo el espectro económico. Eso significa que algunos todavía no están seguros si pueden pagar una casa. En una encuesta el 52% de los jóvenes englobado en esta generación que han estado buscando una casa durante tres meses o más, dijeron que todavía no compraron una casa porque no podían pagarla.

¿La solución? Aunque es una solución multifactorial, una gran opción que tiene esta generación son los financiamientos inmobiliarios, muchos millennials optan por conseguir un financiamiento y con apoyo de roomies, al compartir departamento pueden juntar lo necesario para las aportaciones mensuales. A través de un cobro de la renta logran adquirir el capital necesario para hacerse de un inmueble propio.

Tu Casa Express te permite a través de sus múltiples planes que se adecuan a las necesidades primordiales del cliente y su presupuesto. En caso de ya contar con un ahorro, cuentan con planes garantizados que te otorgan la adjudicación mínima en tres meses, por lo que si esta opción se acomoda a tus objetivos a mediano plazo, acércate a ellos para más información.