Guía de Supervivencia

Señales de que eres un godín aunque lo dudes

Publicado el: 22/05/2018

No te sigas mintiendo, ser godín no significa trabajar en una dependencia de gobierno o llevar traje todo los días, ser godín es algo que pasa sin darte cuenta y aunque trabajes en una agencia cool o start-up, hay señales que te harán saber si tienes un godín atrapado en tu interior aunque lo dudes.

Comida

Ser godín no implica tener que llevar tuppers a la oficina todos los días, si tienes a tu fondita o puesto de confianza, vas a algún mercadito a comer o conoces las promociones del día en algunos establecimientos de comida rápida, no te mientas y acepta que eres un godín.

¡Ya depositaron!

Trabajes donde sea, si te emociona esa frase, eres un godín. Aunque no lo demuestres estás siempre a la espera de que caiga el depósito a tu tarjeta y obvio ese día te vas a consentir.

Desayuno godín

Seguramente  has iniciado tu día con un desayuno godín y no te atrevas a negarlo ya que sabemos que alguna vez has comprado chilaquiles, atole, café de olla, cuernito o sandwich con ensalada en el puesto del señor de la esquina.

Decoración

No tienes que tener un altar en tu escritorio para considerarte un godín, con que todos sepan cuál es tu lugar ya que tienes algún muñeco pop de Star Wars, alguna maceta o se encuentre lleno de post it, ya te puedes considerar un godín y más aún si llevas algo de decoración por alguna fecha especial como Navidad o San Valentín.

Transporte

Si te toca usar el metro o metrobús a las hora pico, es porque eres un godín, no importa si vas a la Roma o Condesa, si tienes que sufrir de apretujones en tu traslado es porque vives igual que todos los demás godínez, sorry.

Si te identificaste con más de dos puntos, eres un godín por más que digas lo contrario 😉