Cultura roomie

Tips de finanzas para roomies profesionistas

Publicado el: 07/06/2018

Salir de casa y aventurarse al mundo de la independencia es el sueño de muchos millenials y es algo que no todos pueden cumplir antes de los 28 años. Pero la edad no importa mucho cuando por primera vez utilizas tus propias alas para volar del nido e intentar no caerte y morir en el suelo. Así que, preocupados por la gran tasa de polluelos recientemente encontrados con traumatismo craneoencefálico, aquí armamos un kit de finanzas sanas para roomies profesionistas.

El presupuesto

Tener un presupuesto lo es todo y te ayudará a evitar que llegues a la quincena a base de sopas instantáneas y latas de atún. Hacerlo es muy fácil, sólo tienes que organizar tus gastos básicos: renta, alimentación, transporte y servicios; así podrás saber cuánto dinero necesitas para sobrevivir diariamente. Puedes buscar aplicaciones de finanzas personales para tu celular y llevar ahí el control de todo tu presupuesto.

El ahorro

Sabemos que en esta economía donde los salarios están para llorar, ahorrar es algo difícil, pero no imposible. Ya sea que salves un 5% de tu ingreso mensual para esas vacaciones que deseas; para emprender, para invertir o simplemente para depositar en tu AFORE. También puedes optar por no gastar todas las monedas de $10 o de $5 que caigan en tus bolsillos y guardarlas en la alcancía, un método psicológico pero efectivo. ¡Hay muchas técnicas para aprender a ahorrar sin que sea un sacrificio enorme!

La tarjeta de crédito

Al usar una tarjeta de crédito estás usando dinero que no es tuyo y que, eventualmente, de una forma u otra, tendrás que pagar. Procura usar tu tarjeta lo menos posible y siempre pagar todo el saldo mes con mes, nunca el mínimo pues los intereses te van a comer. También fíjate en el CAT (costo anual total), especialmente si es arriba de 70% ya que es lo que se considera como un crédito caro. Si aún no tienes tarjeta, pero piensas que es buena idea formar un historial crediticio compara diferentes bancos antes de tomar una decisión.

El ingreso

El mejor consejo que te queremos dar es que nunca, por nada del mundo, tengas sólo una fuente de ingreso. Es lo peor que puedes hacer, porque si de un día a otro te quedas sin él y no tienes un ahorro considerable, estarás en muchos problemas. Por ejemplo, si trabajar para una empresa y eres asalariado, puedes complementar tu ingreso con una actividad freelance en tu tiempo libre; si por el contrario eres freelance, busca diversificar tu cartera de clientes para que así siempre puedas tener trabajo.

Con estos consejos estamos seguros de que podrás volar sin problema alguno y tus finanzas siempre estarán en verde. No te preocupes, siempre podrás volver al nido para recuperarte, aunque no es lo más idóneo, por eso siempre está la opción de rentar con roomies, sólo no te olvides de tocar la puerta del baño antes de entrar.